Nuestra escuela: un espacio para la Paz

DEDICATORIAS DE EL SALVADOR HASTA LA CHANCA












Siempre he considerado que no hay mayor injusticia para las minorías marginadas que el afán de quiénes no lo somos por perpetuar su marginación. Aquí presento un claro ejemplo de cómo alumnos y alumnas del barrio marginal de La Chanca dedican unas palabras de apoyo y cariño a niños y niñas de El Salvador antes de que estos realizaran su conferencia a favor de los derechos de la infancia, semejante a la que nosotros realizamos un mes después con la misma temática. RAFAELA, colegio La Chanca, 5º de Educación Primaria Yomara, colegio La Chanca, 5º de educación Primaria
Para leer el artículo publicado en UNIÓN ROMANÍ

8 comentarios:

  1. Hola! Àurora Bolívar Civantos creo que ya no te acuerdas de mi, soy Dunia tu antigua alumna del colegio (LA CHANCA).Os echo muchisimo de menos voy a venir de vacaciones para España, os echo de menos besos muy grandes.Mandale saludòs a todo el colegio.

    ResponderEliminar
  2. Cómo olvidarte Dunia... cómo olvidar a cualquiera de vosotros... imposible.

    ResponderEliminar
  3. Ya te fuistes de La Chanca ?

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Madre mía que ilusión me ha hecho volver a encontrar este Blog que recuerdos, que sentimientos se me han revuelto en el interior, el poder verte aunque sea en una foto...madre mía. No se si te acuerdas de mi, soy Teresa Rodríguez de Aracena, de verdad tengo tanto que agradecerte todo lo aprendido sobre la vida y sobretodo por lo que soy ahora, una gran luchador por la igualdad entre mujeres y hombres que TU me enseñastes y me distes a conocer desde tan pequeña. De verdad muchas gracias por todo lo enseñado que gracias a eso, hoy en día estoy ayudando a muchas chicas jóvenes a que luchen por sus derechos.
    También decirte que me parece maravilloso todo lo que vas haciendo en cada colegio que vas, porque cuanto mas chicos se educa en derechos (no se si esta bien dicho así) mas rápido y mejor pueden cambiar el mundo. Yo siempre que he dado discursos, charlas...no se como había veces que me acordaba de ti enserio, por que vamos Los 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio se me quedaron tatuados en el cerebro. Me encantaría decirte y agradecerte un millón de cosas mas pero tampoco quiero ser pesada :D.
    GRACIAS Aurora.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  6. Ojalá algún día no muy lejano puedes responderme. :)

    ResponderEliminar
  7. Teresa, acabo de leerte y no tengo palabras...ahora sois vosotros quienes me dejáis sin saber qué decir... que no sea soltar una sonrisa llena de amor por tus palabras... qué orgullo leerte, corazón mío...

    ResponderEliminar